Si los dinosaurios han triunfado en la literatura, la televisión y el cine, los videojuegos no iban a ser menos. Y es que recrear dinosaurios a raíz de hallazgos arqueológicos, con más o menos acierto, siempre ha sido una de las obsesiones del ser humano. Lo desconocido nos atrae irremediablemente y gracias a toda la parafernalia audiovisual los hemos podido sentir más cerca de lo que jamás creeríamos.

Aunque siempre se ha elucubrado al respecto de estos triásicos reptiles –no hay más que echar un vistazo a publicaciones, cómics y películas de antaño- fue a raíz de 1990, gracias a la novela de Michael Crichton cuando los dinosaurios dieron el verdadero salto, el cual fue tan elevado que todavía dura –aunque en caída libre-.

Y si le debemos mucho a Michael Crichton, más le debemos a Spielberg por adaptar la novela de Crichton al celuloide en 1993 con el clásico instantáneo denominado Parque Jurásico, con tres secuelas de inferior calidad. El responsable y exitoso uso de los efectos CGI y maquetas creíbles nos hicieron, verdaderamente, caminar entre dinosaurios. Los tuvimos más cerca que nunca y el fenómeno ‘dino’ dio su pistoletazo de salida; documentales, juguetes, más películas y, por supuesto, videojuegos.

Por ello, nuestro texto de hoy se centra en esos videojuegos en los que los dinosaurios son un pilar fundamental. No se trata de una lista cerrada, tampoco hemos tenido en cuenta la calidad de los títulos a la hora de seleccionarlos sino que hemos optado por ellos precisamente por el tratamiento que hacen del fenómeno. Y es que si en un juego hay dinosaurios, las dosis de acción están más que aseguradas.

Cadillac & Dinosaurs (1992)

Arqueología con Slobulus: Cadillacs & Dinosaurs

De los pocos juegos que escapó del influjo de Jurassic Park –tanto de la novela como de la película- puesto que se anticipó al fenómeno. Cadillac & Dinosaurs, mítico arcade de las recreativas de los noventa, está basado en el cómic Xenozoic Tales, creado por Mark Schultz y lanzado en 1987. Su apartado técnico es completamente fiel al cómic y tiene el privilegio de ser uno de los beat ‘em up más vistosos de la Historia.

Su premisa nos sitúa con el mundo dominado por la naturaleza a raíz de una serie de desastres naturales. Tras seis siglos bajo tierra, sobreviviendo a duras penas, los seres humanos comienzan a salir a la superficie, encontrándose con un nuevo orden natural en el que los dinosaurios son una raza oprimida debido a un grupo de personas que los está cazando, lo que ha hecho aumentar la hostilidad de los saurios.

Como juego, Cadillac & Dinosaurs es un beat ‘em up bastante frenético y complicado. Además introduce determinados aspectos interesantes como el uso de las armas de fuego. Podíamos elegir entre cuatro personajes con diferentes características: Jack Tenrec, Hannah Dundee, Mess O’Bradovich y Mustapha Cairo. La obra de Capcom no sólo es interesante por el tratamiento que hace del fenómeno dinosaurio sino también por haberse convertido en todo un icono del mundo arcade en los años noventa.

Universo Jurassic Park (1993 – 2015)

Jurassic World: What We Saw on Set

En 1993, aprovechando el tirón de la película, salía al mercado Jurassic Park de Ocean para NES y GameBoy, con diferencias técnicas entre ambas, evidentemente. El título, que fue un verdadero éxito en NES, hacía uso de la perspectiva top-down y se trataba de una aventura al uso en la encarnábamos a Alan Grant –Sam Neill en la película- cuyo objetivo era sobrevivir en Jurassic Park a la vez que rescataba al resto del equipo a lo largo de seis niveles. Para Game Gear, Master System, Mega Drive y Mega CD se lanzaron diversas versiones que no tuvieron tanto éxito –salvo la de Mega Drive- como la de NES/GameBoy pero que resultaban igualmente interesantes, sobre todo la de Mega CD, que se trataba de una especie de aventura gráfica. Posteriormente se lanzó una secuela para SNES con el concepto de la versión de Mega Drive.

La sorpresa llegó en 1997 con El Mundo Perdido aprovechando el tirón de la película homónima. Si bien el juego, lanzado en PlayStation y SEGA Saturn, no cosechó buenas críticas sí que demostró todo lo que podía dar de sí la licencia de Jurassic Park. En él podíamos manejar, a lo largo de treinta niveles, a un cazador de dinosaurios y, aquí está lo más interesante del juego, a dinosaurios, entre los que se encontraba un T-Rex.

Poco después, aprovechando el tirón del film El Mundo Perdido, llegaría a PlayStation Warpath, título de lucha al estilo Tekken o Street Fighter pero con diferentes dinosaurios. La premisa era interesante, pero el título resultó no cuajar entre prensa y público. Quizá lo mejor que nos dejó El Mundo Perdido fue aquella maravillosa arcade ‘on rails’ que todavía sobrevive en algunos salones recreativos. También, y ya aprovechando el lanzamiento de Jurassic Park III en 2001, se lanzaron diferentes títulos menores para GameBoy Advance.

LEGO Jurassic World

Pero uno de los mejores títulos de Jurassic Park llegaría solo, sin estar acompañado del lanzamiento de una película, en el año 2003 con Jurassic Park: Operación Génesis, un tycoon de toda la vida en el que administrábamos nuestro propio Parque Jurásico y, además, contaba con elementos de aventura que lo hacían –y lo hacen- una de las mejores experiencias dentro del universo de Jurassic Park.

Por último, Telltale Games se acordó de la franquicia en el año 2011 lanzando un desconocido –al menos en España- juego episódico como nos tienen acostumbrados este estudio. Por desgracia, al igual que con Regreso al Futuro, no está localizado al castellano. Y, para terminar, especial mención merece el título LEGO: Jurassic World lanzado en PS3, 360, Wii U, PS4, Xbox One, PS Vita, 3DS y PC que se basa en la última y mediocre película del universo Jurassic Park.

Primal Rage (1994)

¿Recordáis que acabamos de mencionar Jurassic Park: Warpath? Pues Primal Rage es lo mismo –más bien al revés- pero concebido bastante antes y con mucho más acierto. Es decir, estamos ante un juego de lucha clásico en el que los protagonistas, los luchadores, son dinosaurios o monstruos y, siendo sinceros, esto es una absoluta genialidad. Pero es que el título, además, mezclaba un grandísimo apartado técnico, tanto en arcades como en consolas como SEGA Mega Drive o SNES, con una jugabilidad absorbente en la que destacaban, sobre todo, los originales ‘fatalities’ del juego. Un clásico eterno que pudo disfrutarse en multitud de plataformas.


¿Sigues con ganas de más dinosaurios? En la siguiente página continuamos con nuestro repaso hasta llegar a hoy mismo.


Fuente: IGN

Especialista en Tecnología de la información, con más de 15 años de experiencia, productor audiovisual, locutor profesional, emprendedor en el desarrollo de aplicaciones, CEO de Zulia Technology, Productor General y Locutor del espacio radial El Escaparate, Conferencista y Asesor Tecnológico.